Site Overlay

El conflicto vecinal del parking subterráneo de la avenida Eladio Perlado

  Si hay un antecedente directo de la batalla que vivió Gamonal en enero de 2014, ese es sin duda el conflicto derivado por la oposición vecinal a la construcción de un parking subterráneo en la avenida Eladio Perlado, hoy Derechos Humanos. Unas protestas que vivieron su momento más intenso la jornada del 18 de agosto de 2005 y queContinue readingEl conflicto vecinal del parking subterráneo de la avenida Eladio Perlado

El maestro de Gamonal

Fernando Plasencia Sastre fue el maestro del antiguo pueblo de Gamonal de Rio Pico hasta que fue detenido por un grupo de falangistas el 25 de agosto de 1936. Además de no hacer pública su adhesión al levantamiento militar que acababa de producirse en España, había cometido un terrible delito: era maestro, un oficio altamente peligroso en aquellos momentos.

Virgilio Mazuela y Gamonal

El 10 de enero es también el aniversario de la muerte de Virgilio Mazuela el carismático fundador del Ateneo Popular Los Otros, que juega un papel fundamental en nuestro cómic aportando a la trama un pequeño toque de misterio. Tristemente Virgilio nos dejó aquel 10 de enero de 2006 pero  su recuerdo sigue siempre vivo en Gamonal.

Enero de 2014: cuando David venció a Goliat en Gamonal

Se cumple el VII aniversario de las protestas en Gamonal contra la construcción de un bulevar. Un conflicto vecinal que hizo que este popular barrio burgalés se convirtiese en el epicentro de toda la atención mediática durante días. Aquellas frías jornadas de enero desfilan por las páginas de nuestro cómic convirtiéndose en uno de los elementos principales de la tramaContinue readingEnero de 2014: cuando David venció a Goliat en Gamonal

La anexión de Gamonal a Burgos

El 1 de enero de 1955 Gamonal de Río Pico quedaba oficialmente anexionado a la ciudad de Burgos. A partir de ese momento ya nada sería igual, en pocos años el antiguo pueblo vería radicalmente transformado su territorio con la llegada de la industrialización. Pero Gamonal no mutó sólo, también lo haría irremediablemente la ciudad que lo había engullido.